Diario de Noticias de la Provincia de Buenos Aires

Domingo 17 Diciembre de 2017
Para envío de información, notas de lectores, consultas dirigirse a: info@info7dias.com.ar
07/06/2017
Judicial

Coima-Bruera: el texto completo del fallo de la Suprema Corte bonaerense

Info7días accedió a la resolución del máximo tribunal que terminó con Mariano Bruera y otros ex funcionarios municipales presos.

P. 128.850-RC - “Altuve, Carlos Arturo Fiscal- s/Recurso extraordinario deinaplicabilidad de ley en causaN° 81.824 del Tribunal deCasación, Sala V, seguida aBruera, Mariano Oscar”.

-AUTOS Y VISTOS:La presente causa P. 128.850-RC, caratulada: “Altuve, CarlosArturo Fiscal- s/ Recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley en causa N°81.824 del Tribunal de Casación, Sala V, seguida a Bruera, Mariano Oscar”, 

Y CONSIDERANDO: 
1.- La Sala II del Tribunal de Casación Penal, merced al autodictado el 14 de marzo de 2017, declaró admisible el recurso extraordinario deinaplicabilidad de ley deducido por el Fiscal ante dicho órgano, doctor CarlosArturo Altuve, contra la decisión obrante a fs. 63/70 vta. en virtud de la cual laSala de Feria del a quo hizo lugar, el 12 de enero de 2017, al hábeas corpusformulado por haberse inobservado el art. 431 del C.P.P. y dispuso lainmediata libertad de Mariano Oscar Bruera, Enrique Angel Sette, GustavoPetro y Roberto Moreno, sin costas (fs. 124/127).La admisión del recurso se basó en que la articulación recursivafue interpuesta en tiempo oportuno (conf. arts. 483 según ley 14.647- delC.P.P.), y que la resolución objetada, por las particulares circunstancias delcaso y en función del reclamo del recurrente, resulta equiparable a sentenciadefinitiva a tenor de las previsiones del art. 482 del C.P.P. (fs. 126).A ello sumó que se ha esbozado en la impugnación una típicacuestión federal sustentada en la arbitrariedad de la sentencia casatoria que,por imperio de los precedentes “Strada”, “Christou” y “Di Mascio” de la CorteSuprema de Justicia de la Nación, deben ser abordados por el superior tribunalde la causa por aplicación del art. 14 de la ley 48 (fs. 126/127).Secretaría Suprema CorteRegistrado bajo el N°14252 

2.- En cuanto al fondo del reclamo, el doctor Celesia -que concitóla adhesión del juez Ordoqui- puso de relieve que la doctrina del Tribunal entorno a la inadmisibilidad de la interposición originaria del habeas corpus y laedificada acerca de la impertinencia de cuestionar por esa vía o a través delrecurso de casación una decisión que ya ha sido objeto de impugnación antelas cámaras departamentales “… no puede llevarse al extremo de impedir elconocimiento de este Tribunal cuando las instancias anteriores nogarantizaron suficientemente el acceso a la jurisdicción de la personaprivada de su libertad, ya sea porque la cuestión planteada ha sidoresuelta sólo de un modo aparente, o bien, porque el acceso a lajurisdicción se ha visto truncado en las anteriores instancias, en las queno ha recibido una respuesta adecuada a su reclamo…” (fs. 63 vta./64, noresaltado en la resolución) y que “… la acción constitucional interpuestaoriginariamente en esta instancia resulta admisible, ello en virtud de quese configura una sentencia arbitraria, puesto que se ha inobservado ladisposición general del art. 431 del C.P.P. que otorga efecto suspensivo alas resoluciones judiciales, lo cual constituye una situación excepcionalque amerita la interposición del hábeas corpus en forma originaria porante esta sede…” (fs. 64 y vta. igualmente no resaltado).Justificada de esa manera su intervención originaria en la causase declaró procedente el hábeas corpus y se dispuso la libertad de Bruera y deSette, Petro y Moreno, cuyas defensas particulares habían adheridopreviamente a la presentación formalizada por el hermano del primeramentenombrado (fs. 64 vta./70). 

3.- El Fiscal ante el Tribunal de Casación Penal, doctor Altuve,señaló -en primer lugar- que el Tribunal de Casación Penal ha efectuado unainterpretación absurda y arbitraria que afecta gravemente las facultades delMinisterio Público Fiscal y de los órganos jurisdiccionales en la presente causay en casos futuros ya que ha determinado que la detención no puedeordenarse si concurre un pedido de eximición de prisión anterior hasta que la 3desestimación de la misma adquiera firmeza y que con tal interpretaciónprocesal se ha desnaturalizado el régimen jurídico de las medidas de coerción(fs. 107). Afirmó, además, que la decisión excede el interés individual de laspartes y se proyecta a numerosas causas que producirán un serio déficit en laregularidad y estabilidad en la materia en cuestión, a punto de afectar elfuncionamiento de todo un fuero, invocando el precedente “Demaría” de laCorte Suprema de Justicia de la Nación (fs. 107 y vta.). Denunció gravedadinstitucional (fs. 107 vta./109).En cuanto a la procedencia el representante del Ministerio Públicoesgrimió los siguientes motivos de agravio:a.- El absurdo y la arbitrariedad por la interpretación y aplicaciónirrazonable del art. 431 del C.P.P. que desnaturaliza el sistema de las medidasde coerción ya que, con la decisión adoptada, se torna inoperante la facultadjurisdiccional de disponer la coerción en los casos jurídicamente necesarios,llevando al absurdo de sostener que dentro de un mismo contexto normativo sehabilita y simultáneamente se niega la atribución de detener personas cuandoconcurran riesgos procesales fundados (fs. 110/111 vta.).Sostuvo el impugnante que el segundo párrafo del art. 151 es unaexcepción al art. 431 del C.P.P. ya que se establece en la primera norma que ladetención será notificada en el momento de ejecutarse o inmediatamentedespués (fs. 111 vta./112). Afirmó que otorgar a la petición de dicha pretensiónpreliminar, rechazada en el caso por dos instancias jurisdiccionales, lavirtualidad para contrarrestar una orden de detención que se sustenta enfundamentos serios y circunstancias comprobadas de la causa, implica otorgara los imputados un bill de indemnidad inadmisible en nuestro sistemaconstitucional (fs. 112/113).b.- La desnaturalización de la acción de habeas corpus y laafectación de las vías recursivas previstas en el Código Procesal Penal deacuerdo a lo estipulado en los arts. 20 de la Constitución provincial y 405, 417 yconc. del C.P.P. (fs. 113 y vta.). En dicho contexto señaló que en reiteradas ocasiones el Tribunalde Casación fijó como principio general que no resulta admisible lainterposición originaria del hábeas corpus cuando no existen motivos deexcepcionalidad que lo autoricen y que, en el caso de autos, la peticióninterpuesta por el hermano de Mariano Bruera cuestionaba la efectivización dela orden de detención al no encontrarse firme la resolución de la Cámara deApelación y Garantías que confirmara el rechazo de la eximición de prisión,siendo que la competencia del órgano casatorio estaba limitada por el art. 417del C.P.P. (fs. 113 vta.).Enfatizó que la materia por la que fuera interpuesta la accióntampoco permitía su admisibilidad en razón que no es viable el habeas corpuscontra la orden de detención de acuerdo a lo reglado en el art. 405 del C.P.P.invocando, además, los precedentes P. 123.507, res. 10/IX/2014; P. 121.844,res. 5/XI/2014 y P. 124.216, res. 6/IV/2016 de este Tribunal (fs. 113 vta.).Afirmó que el a quo sin poseer competencia originaria en lamateria excedió la jurisdicción legítimamente atribuida avocándose a resolver lacausa sin explicitar la presencia de algún supuesto de excepcionalidad quehabilitara su intervención por fuera, incluso, de la propia doctrina de eseTribunal (fs. 114 y vta.).Así, utilizando la fórmula tradicional de que la interposición delhábeas corpus en forma originaria resulta inadmisible como también lo es elintento de cuestionar por esa vía o a través del recurso de casación unadecisión que ya ha sido objeto de impugnación ante las cámarasdepartamentales, la Casación seguidamente da cuenta que ello “… no puedellevarse al extremo de impedir el conocimiento de este Tribunal cuandolas instancias anteriores no garantizaron suficientemente el acceso a lajurisdicción de la persona privada de su libertad, ya sea porque lacuestión planteada ha sido resuelta sólo de un modo aparente, o bien,porque el acceso a la jurisdicción se ha visto truncado en las anterioresinstancias, en las que no ha recibido una respuesta adecuada a su 5reclamo…” (fs. 114 vta., resaltado y subrayado en la resolución) y que “… laacción constitucional interpuesta originariamente en esta instancia resultaadmisible, ello en virtud de que se configura una sentencia arbitraria,puesto que se ha inobservado la disposición general del art. 431 delC.P.P. que otorga efecto suspensivo a las resoluciones judiciales, lo cualconstituye una situación excepcional que amerita la interposición delhábeas corpus en forma originaria por ante esta sede…” (fs. Ídem,resaltado en la decisión). Sin embargo, se ha omitido identificar cuál de lossupuestos de excepción concurrían en autos, lo que constituye sostiene elFiscal- una fundamentación aparente y una apelación a fórmulas genéricas ydogmáticas para sortear la trascendental cuestión de la habilitación de la vía(fs. 114 vta./115).Esa situación se patentiza en la causa enfatizó- en tanto lasinstancias anteriores garantizaron el acceso a la jurisdicción de la personaprivada de su libertad, la jurisdicción no se encontraba truncada en lasinstancias anteriores sino que estaba activada y en pleno curso, incluso conuna acción de habeas corpus tramitando ante el Tribunal de Alzada de LaPlata, a la cual se le dio trámite urgente y la cuestión traída a decisión no habíasido resuelta de modo aparente, dado que la eximición de prisión fue denegada(y confirmada su rechazo por la Alzada) y, por otra parte, la orden de detencióncontenía sus propios fundamentos, que también controló y avaló la mentadaCámara. (fs. 115/116). 

4.- El recurso concedido debe ser estimado por aplicación de lonormado en el art. 31 bis de la ley 5827, t.o. por ley 13.812.En efecto, la decisión adoptada por el a quo deviene arbitraria yno resulta derivación razonada del derecho vigente conforme a lascircunstancias comprobadas de la causa.En primer lugar, cabe recordar que el sistema pergeñado por eldigesto procesal penal, luego de la reforma de la ley 13.252 (B.O. 3/XII/2004),prevé al habeas corpus como acción y como recurso.6Claramente la presentación formalizada por Gabriel Oscar Brueratuvo por objeto cuestionar la detención dispuesta por la jueza suplenteGarmendia, luego de que el Juez Raele y la Cámara de Apelación y Garantíasen lo Penal de La Plata rechazaran el pedido de eximición de prisiónformalizado a favor de Mariano Oscar Bruera. Es más, se puso de relieve en lamisma que “…Tengo conocimiento que la competencia del Tribunal decasación debe ser abierta ante la deducción de modo originario de una acciónde Habeas Corpus contra una resolución dictada por una cámara de apelaciónque importa la denegación de los institutos de excarcelación o eximición deprisión y especialmente si las instancias anteriores no garantizaronsuficientemente el acceso a la jurisdicción a la persona privada de la libertadporque la cuestión ha sido resuelta de modo aparente o porque implica abiertodesconocimiento del derecho vigente…” (fs. 1/2). 

5.- Con tal cuadro de situación cabe señalar que el hábeas corpus“como recurso” ha sido ideado por el legislador bonaerense como una opciónpara cuestionar la prisión preventiva y si bien es cierto que determinadadoctrina ha posibilitado que sea utilizado como mecanismo paralelo al recursode casación, su objeto se circunscribe al cuestionamiento del auto de prisiónpreventiva (cfe. P. 105.925, sent. 2/XII/2009; P. 105.104, sent. 5/V/2010; P.113.947, res. 12/X/2011; P. 114.468, res. 9/XI/2011; P. 115.335, res.21/III/2012; P. 115.532, res. 18/IV/2012; etc.).De allí que su utilización para censurar los efectos que provoca ladenegación de la eximición de prisión y la posibilidad de que se disponga ladetención una vez confirmada por la Cámara de Apelación y Garantías laprimera de las medidas, esto es el contenido preceptivo del art. 431 del C.P.P.,no emerge del texto de los arts. 405, 406, 417 y conc. del C.P.P., máximecuando las decisiones previas adoptadas en la causa han sido recurridas oestaban en vías de ello por conducto del recurso de casación y el órgano teníaexpedita la vía del art. 450 del mismo cuerpo normativo. Es que, tal como la propia representación técnica de Brueraseñalara a fs. 44, contra la decisión dictada por la Sala IV de la Cámara deApelación y Garantías en lo Penal de La Plata el 30 de diciembre de 2016, eldoctor Alejandro R. Montone había manifestado la intención de recurrir encasación (fs. 45) y había interpuesto el recurso ante la Cámara garante el 10 deenero de 2017, a las 11 horas (fs. 46/51 vta.). 

6.- Idéntica situación acontece con los sujetos procesales queadhirieron a la presentación formalizada por el hermano del imputado Bruera.Así, el doctor Juan Angel Di Nardo, defensor de Enrique AngelSette, manifestó a fs. 23 que contra la decisión de la Alzada que confirmara ladenegación de la eximición de prisión del nombrado ha efectuado reserva derecurrir en casación (fs. 28) e incoado el recurso pertinente el día 11 de enerode 2017, a las 09.40 horas (fs. 24/24 vta.).El doctor Eduardo Luis Gutiérrez, letrado de Roberto Moreno,puso en conocimiento del Tribunal de Casación a fs. 32 y vta. que ha formuladoreserva de recurrir (40 y vta.) y ha interpuesto recurso de casación contra unadecisión de igual tenor, el día 11 de enero de 2017 a las 10.45 horas (fs. 33/39vta.).Por último, el doctor Román Makinistian, defensor de GustavoAdrián Petró, al formular su adhesión al hábeas corpus presentado en lostérminos del art. 428 del C.P.P., dio cuenta que contra las decisiones de laCámara que rechazaran la eximición de prisión y la libertad del nombrado se hamanifestado la voluntad recursiva en los términos del art. 451 del C.P.P.,iniciándose el plazo para interponer el recurso de casación (fs. 52/54). 

7.- En consecuencia, cabe hacer lugar al recurso fiscal, casar elpronunciamiento dictado por no haberse fundado de manera razonable laintervención de la Sala de Feria de manera excepcional en este hábeas corpusinterpuesto como mecanismo de impugnación de decisiones previas queposeen legalmente conductos propios de impugnación y, disponer que con laurgencia del caso- jueces hábiles fallen el presente de acuerdo a los 8lineamientos trazados precedentemente, atendiendo al avance de lasactuaciones principales, la actual situación procesal de los nombrados y losrecursos de casación oportunamente deducidos por las partes.8.- Por último, en virtud de lo proveído a fs. 21 por el Juez MartínManuel Ordoqui, lo informado a fs. 55/62 por el señor Agente Fiscal Paolini, y laausencia de explicitación plausible en el voto que conformara la mayoría delTribunal sobre la intervención de dicho magistrado en la causa (fs. 63/70 vta.),deberán remitirse copias fotostáticas certificadas de las actuaciones demención al señor Procurador General, a sus efectos (art. 287 inc. 1° C.P.P.). 

Por ello, la Suprema Corte de Justicia,RESUELVE
1.- Hacer lugar, sin más trámite, al recurso extraordinario deinaplicabilidad de ley articulado por el señor Fiscal ante el Tribunal de CasaciónPenal, doctor Carlos Arturo Altuve, casar la decisión de fs. 63/70 vta. y,disponer que con la urgencia del caso- jueces hábiles fallen el presente deacuerdo a los lineamientos trazados precedentemente, ateniendo al avance dela causa y la actual situación procesal de Mariano Oscar Bruera y de quienesadhirieran a su presentación Enrique Angel Sette, Roberto Moreno y GustavoAdrián Petró, como del estado de los recursos de casación oportunamentearticulados por los nombrados (art. 31 bis Ley 5827 t.o. por ley 13.812). 

2.- Remitir copias fotostáticas certificadas de las actuaciones alseñor Procurador General conforme se ordenara en el acápite 8.-, a susefectos (art. 287 inc. 1° C.P.P.). 

Regístrese, notifíquese y, oportunamente, devuélvase. 
Eduardo Julio PettigianiHéctor NegriEduardo Néstor de LázzariLuis Esteban GenoudHilda Kogan 
Atras