Ritondo ascendió a los policías que aguantaron el copamiento de la Comisaría

El Ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, dispuso un ascenso “extraordinario” para los seis policías que resistieron el intento de copamiento de la comisaría de San Justo por un grupo de delincuentes que intentaba liberar a un preso.

La medida, a la que accedió Info7días, fue dispuesta por una resolución interna en la que se recuerda el incidente ocurrido el 30 de abril “en la Comisaría La Matanza Noroeste Seccional Primera”.

Ese día, según la resolución irrumpieron “dos personas de sexo masculino con armas de fuego, iniciando un enfrentamiento armado con el personal policial que se encontraba de servicio”.

Motivo:

"Que realizado un amplio y pormenorizado análisis de las circunstancias fácticas que motivaran la actuación de cada uno de los
agentes ante el hecho de referencia, el Superintendente General de Policía aconseja el ascenso al grado inmediato superior del
personal", señala la resolución.

Los ascendidos:

-Oficial Principal Víctor Javier CUELLAR 
-Oficial Subinspector Adrián Antonio BARRETO
-Oficial Subinspector Diego Carlos Manuel MENDEZ
-Oficial Subinspector Javier Alejandro PEREZ
-Sargento Ricardo Rogelio José TOLEDO
-Sargento Alejandra Rocío VILLARREAL

El caso:

Al menos dos delincuentes armados y vestidos de policías irrumpieron en la comisaría de la localidad bonaerense de San Justo en un intento por liberar a un preso, pero fueron repelidos por los agentes policiales en un tiroteo en el que fue herida de dos balazos una sargento.

El episodio se registró alrededor de las 5 de la madrugada en la seccional situada en Villegas 2459, de esa ciudad del partido de La Matanza, a la que ingresaron cuatro hombres vestidos con gorras y camperas negras con la inscripción "Policía" en dorado y armados con pistolas.

Según las fuentes, los delincuentes, que aparentemente tenían intenciones de liberar a un preso alojado en esa dependencia, amenazaron a cuatro policías que estaban en la oficina de guardia, a quienes les advirtieron que se quedaran quietos.

Pero los agentes extrajeron sus armas y se tirotearon con los asaltantes en el ingreso a la oficina del oficial de servicio.

En medio del enfrentamiento, uno de los delincuentes disparó contra la sargento Rocío Villarreal, quien se desempeña como ayudante de guardia, a quien hirió en el antebrazo derecho y el abdomen, indicaron las fuentes.

Los delincuentes escaparon de la comisaría a bordo de un Volkswagen Gold Trend, dejando tras de sí una pistola Taurus calibre 9 milímetros y un chaleco con la inscripción "Policía".